Gallardo: “El proyecto ganador de la reforma del mercado #NosVemosEnLaPlaza simboliza el vigor económico de la ciudad”

Recupera el espíritu que en su día tenía lo que fue el Paseo de San Francisco, el de ser un lugar de encuentro

#NosVemosEnLaPlaza, nombre del proyecto ganador del concurso de ideas para la reforma integral del mercado de abastos, va a dar respuesta definitiva a “a una de las peores gestiones políticas que se llevaron a cabo años atrás, en 1954, cuando se decidió eliminar el pulmón verde que había en la ciudad en el Paseo de San Francisco. Enclave en el que después se construyó el mercado de abastos, el juzgado, un edificio y la residencia de ancianos”. Son las palabras que alcalde Miguel Ángel Gallardo ha empleado para presentar a los medios de comunicación el proyecto de remodelación del mercado.

A pesar de la mala gestión que en su día se hizo, el mercado está en un emplazamiento inmejorable y el proyecto ganador del concurso de ideas, añade, “resuelve definitivamente el cambio que este edificio necesita. Una remodelación de la que mucho se ha hablado en los últimos años, con distintas opciones, y que con la que finalmente ha ganado el concurso, se obtiene el mejor de los resultados posible.

El hecho de elegir en su día este espacio para el mercado y la remodelación que ahora se va a

llevar a cabo, cuyo proyecto estará redactado ya en el mes de septiembre; supone recuperar este enclave privilegiado como punto de encuentro y como revulsivo de todo el comercio del centro. Además, con la propuesta ganadora se devuelve el espacio a la calle, derribando los espacios y hacerlo más visible. En lo personal, añade, “es un proyecto que me emociona y creo que será un importante revulsivo para el comercio tradicional, ya que muchas personas vienen a otros puntos de la ciudad a realizar sus compras y este proyecto puede tener un efecto llamada”.

Gallardo explica que el proyecto, cuya obra se desarrollará en el plazo de unos 15 meses por lo que en mayo del año 2022 estará terminada, contempla conservar la estructura de los pilares y forjados de la actual edificación. Solo hay una parte que se derribará de la fachada exterior para ubicar ahí los dos ascensores y las dos escaleras mecánicas, todo ello con un gran hueco central, que simboliza una plaza, y que tendrá un gran lucernario que iluminará todo el espacio central. Se permeabilizan los espacios, conformándose en su totalidad con 32 puestos, de los que 19 estarán en la planta baja, 13 en la primera y un espacio en la terraza. De los 32 puestos totales, en la baja se destinarán 7 para restauración, 4 en la planta primera, y uno en la terraza.

Este mercado contará con un innovador acceso central que tiene como objetivo la permeabilidad y que no haya predominancia de una planta sobre otra a la hora de entrar en este espacio, ya que es un espacio abierto. En definitiva, añade el alcalde, se trata de un mercado que tiene la capacidad justa para que funcione, con un espacio moderno, transparente y abierto a la calle. Un espacio “que simboliza el vigor económico que siempre ha tenido nuestra ciudad”.

En cuanto a la financiación del mismo, el alcalde señala que se hará fundamentalmente con fondos europeos. Del total de la inversión, 1.950.000 euros, unos 800.000 serán de la DUSI de Diputación, similar cantidad de la DUSI de la Mancomunidad Don Benito-Villanueva; y el resto, algo más de 300.000 euros, el Ayuntamiento. Un presupuesto, añade, que no es pequeño y que supondrá prestar el mejor servicio posible al conjunto de la ciudad.

El alcalde insiste en que el modelo de gestión será público, aunque se hará un estudio de costes para que los comerciantes que estén en el mercado paguen conforme a los mismos. No se trata de que el Ayuntamiento obtenga beneficios, pero que tampoco le cueste dinero. Los 19 comerciantes que actualmente están en el mercado, añade el alcalde, estarán ubicados de forma provisional todos en un mismo espacio y cuando se adjudiquen los nuevos puestos, tendrán prioridad a la hora de acceder a ellos.