Se amplía el servicio de teleasistencia a mayores, reduciendo así la lista de espera

Un servicio gratuito que, además, en fechas próximas contará también con detectores de humo y de movimiento

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los mayores se ha ampliado el servicio de teleasistencia domiciliaria, pasando de los 100 existentes en la actualidad a 140 terminales en activo. Un servicio que contribuye a que el mayor no abandone su hogar y su entorno, ya que con este dispositivo se mejorará su seguridad y su salud. Se reduce así a más de la mitad de la lista de espera existente, tal como afirma María Lozano, concejal de Políticas Sociales, quien destaca que en fechas próximas estos usuarios contarán, además, también con detectores de humo y de movimiento en sus domicilios.

Un servicio de asistencia domiciliaria que cubre las necesidades de aquellas personas que, por su situación personal, su edad o su estado físico pueden requerir atención puntual y asistencia rápida, facilitando así la vida independiente del mayor; proporcionándole tranquilidad y seguridad.

Lozano explica que es un servicio gratuito ya que es el Ayuntamiento quien asume el coste total del mismo. Un servicio que acompaña además al mayor diariamente y le protege de los posibles riesgos que puedan padecer en sus domicilios, ya sea por una caída, por encontrarse enfermo o ante cualquier otra eventualidad en la que pueda necesitar ayuda.

 

Con la ampliación del servicio se cumple así, señala Lozano, uno de los compromisos adquiridos por el alcalde Miguel Ángel Gallardo, que apuesta por seguir trabajando para la atención integral de las personas mayores; promoviendo con ello políticas que ayuden al envejecimiento activo.

Con respecto al sensor de movimiento, se trata de un dispositivo para detectar si hay o no movimiento. El objetivo es determinar la presencia y seguridad para el usuario. El terminal se activa si en unas horas no hay movimiento por la zona donde está ubicado el sensor. Es para usuarios que permanezcan largas temporadas en el domicilio y no dispongan de animales de compañía.

 

 

Por último, el sensor de humo es un sensor que emite una alarma al detectar si hay un posible incendio, alertando a la persona para que así pueda actuar ante esta situación.