MARA-AGUA.jpg

Mejoras en la red de abastecimiento de agua de la ciudad, la mayor parte de la actual data de los años 50 a 70

En los últimos años en diferentes puntos de la ciudad se ha ido sustituyendo la red de abastecimiento que, en la mayoría de la ciudad, se instaló entre las décadas del 50 al 70. La última actuación que se está llevando a cabo en cuanto a nueva red de abastecimiento es el plan de infraestructuras que se ejecuta en el Barrio Nuevo. Estos trabajos van a continuar tal y como ha señalado la portavoz del equipo de Gobierno, María Lozano, que ha adelantado una serie de inversiones que se acometerán a corto y medio plazo en la red de abastecimiento de agua de la ciudad.
 
Esta sustitución, expresa Lozano, es necesaria porque cuando se instaló la red de abastecimiento, se emplearon materiales propios de la época. Desde el fibrocemento en el caso de las tuberías para la red de abastecimiento, al plomo en las acometidas, y el hormigón centrífugo para la red de saneamiento. Además, la capacidad de esta red respondía a la necesaria para esa época, que nada tiene que ver con las necesidades en el abastecimiento que en la actualidad tiene la ciudad. Por la antigüedad que tienen estas infraestructuras, subraya Lozano, se encuentran fuera del periodo de vida útil de las mismas, por lo que están en desuso y es necesario proceder a su sustitución.
 
En la actualidad Villanueva cuenta con unos 55.700 metros lineales de tuberías de aquella época, y la intención del Gobierno municipal es irlas sustituyendo paulatinamente. En los proyectos de obras que se deben acometer, se contempla no solo una tubería central sino también dos, una a cada lado de los acerados. Todo ello para que en caso de algún problema en la red, no se proceda a un corte general sino solamente la zona afectada; algo que ya se está haciendo en la actuación que se está llevando en las tres primeras calles del Barrio Nuevo.
 
Además de esto, ha explicado la portavoz, la ciudad no cuenta con un depósito de agua alternativo al existente en el “Cerro de la Horca” y que fue construido en los años 80; lo que supone que cuando es necesario realizar en éste cualquier acometida o  actuación, se producen cortes de agua. Por esta razón hace necesaria la construcción de otro de menor capacidad que el actual, de unos 1800 metros cúbicos, para evitar que antes cualquier emergencia que surja haga que la población se quede sin agua.
 
depósito db4c4
 
Además de la construcción del nuevo depósito, se van a acometer otra serie de inversiones como pueden ser reparaciones en el depósito actual, ya que además de la limpieza y actuaciones puntuales, por el uso del depósito y debido al desgaste que sufren los materiales; es necesario proceder a la reparación de su cubierta.
 
Estas inversiones están valoradas en 2.017.437,50 euros y se harán según Lozano, “gracias a un pequeño esfuerzo colectivo de todos los villanovenses, que se materializará en una repercusión mínima en el recibo del agua. Aparecerá una cuota de inversiones en la ciudadanía, que para el año 2017 será de 0,41 céntimos al mes, 1,25 euros al trimestre y de 2018 a 2033,  de 0,83 céntimos, 2,05 euros al trimestre.
 
Lozano, ha incidido en que no se trata de una subida del agua, que mantiene su precio actual, sino una aportación a unas inversiones que permitirán mejorar la red de abastecimiento, adaptándola a las necesidades actuales de la ciudad y evitar que  ésta se quede sin agua ante cualquier problema, con la construcción del depósito alternativo. Además, ha dicho, se prevé que en el año 2018  se elimine parte del canon autonómico del agua, que se impuso en 2012.  Y que en 2019 se eliminará, tal como se ha comprometido el presidente de la Junta,, por lo tanto en el recibo de los villanovenses se compensaría para que se equilibrara el importe”, explica.