Gallardo se reúne con el sector empresarial, que respalda la unión entre Don Benito y Villlanueva

De contar con un apoyo mayoritario en la consulta de 2022, los plazos se acortarán y previsiblemente en 2027 ya habría un único ayuntamiento

Febrero marzo, en función de cuándo lo autorice el Consejo de Ministros, es la fecha marcada en la agenda del próximo año 2022 para realizar la consulta popular tanto en Villanueva como Don Benito, para que los ciudadanos vote si quieren ser una sola ciudad. Un proyecto que este miércoles conocerá de primera mano, a través de los alcaldes Miguel Ángel Gallardo y José Luis Quintana, acompañados por Guillermo Fernández Vara; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Un proyecto de unión que está siendo observado en todo el país y que puede ser modelo y ejemplo a seguir, ha explicado el alcalde en un encuentro mantenido con empresarios de todos los sectores de la ciudad.

Un asunto, expresa, del que se ha hablado en días en el foro sobre municipalismo celebrado en Sevilla, y este fin de semana en el congreso federal del PSOE, celebrado en Valencia. Estamos siendo noticia, señala, “se fijan en nosotros, que somos capaces de transformar la rivalidad, en posibilidad, en crear oportunidades y ser un polo económico importantísimo dentro de la región”. Ahora, tras los primeros pasos, señala Gallardo, “nos compete a todos, la palabra la tienen los ciudadanos. Ellos deben ser partícipes de este proyecto y hemos elegido que sea un proceso legitimador, y la mejor forma de hacerlo es con una consulta ciudadana que ha de contar con, al menos, el 66% de los votos en ambas poblaciones”.

 

 

El alcalde destaca en el encuentro con los empresarios que “unir siempre fortalece, y el proyecto de unión es un proceso de país, porque en vez de separar, lo que hacemos es unir. Además, la responsabilidad ya no está en la política, está en la sociedad”.

De contarse como se espera con un respaldo mayoritario, los plazos marcados se acortarían y para 2027, entre los retos más inmediatos ha dicho, “estaría el contar con un Ayuntamiento único con la legislatura que debería comenzar a mediados de dicho año. La construcción administrativa del nuevo edificio, en las proximidades del nuevo hospital, manteniendo los dos polos históricos que representan los actuales ayuntamientos”. Entre esos retos, añade el alcalde, está la construcción de un nuevo palacio de justicia, con categoría de magistrados, así como otros aspectos como una estación única de ferrocarril”. Además, añade, tiene el convencimiento de que “la universidad vendrá, y lo hará a la tercera ciudad de la región, eso sí con temas especializados en la situación socioeconómica de la nueva ciudad”. Todo ello, hasta llegar a ser una sola ciudad, manteniendo y ejecutando los proyectos ya comprometidos en ambas ciudades.

Hay que empezar a trabajar en proyectos conjuntos y los pasos se darán pensando en ese centro neurálgico que supondrá toda la zona administrativa de la nueva ciudad, con las comunicaciones entre ambos cascos actuales y, a partir de ahí, ir creciendo radialmente para ir tejiendo lo que será la unión física también de los dos actuales territorios.

 

 

El alcalde ha mostrado su convencimiento de las bonanzas de la unión entre ambos municipios, ya que “es proceso no perjudica a nadie, beneficia a todos. Nuestra situación estratégica lo convierte en un proyecto de región. Nos situará como la tercera ciudad de la región, solo por detrás de las dos capitales, con todos los beneficios que conlleva esta situación”.

Es un proyecto ilusionante y necesario para ofrecer un futuro mejor, pero al mismo tiempo, indica Gallardo, “es un proceso complejo y que no será fácil. Es ilusionante y solo puede lograrse con renuncias y exigencias, entre ellas no tener un nombre compartido ni una suma de identidades; ha de ser una identidad que sume”.

 

 

En este proceso de generosidad, ha dicho el alcalde a los empresarios, “os necesito. El sector empresarial sabe mucho de retos, de cuadrar cuentas y de luchar por sacar adelante sus negocios. El sector empresarial es vital en este proyecto que, sin duda, será beneficioso para todos. Además, sois un sector que lidera, sois creíbles y personas en las que confiar, y sé que apostáis por esta unión, porque será buena. En nuestras manos está el que nuestros hijos puedan elegir quedarse a vivir aquí. Y lo podrán hacer porque seremos la tercera ciudad en PIB, la primaria en sector agroindustrial, y porque esta unión representa algo que aún no somos capaces de alcanzar a entender, en cuanto a las posibilidades que esta unión nos va a ofrecer y va a suponer para la nueva ciudad que nazca. Es el mejor legado que podemos dejar a nuestros hijos. Nuestra obligación es dejarles el mejor de los futuros posibles. Para que ellos vivan mejor, tenemos que garantizarles un mejor futuro, y así con la unión podemos hacerlo”, subraya. Cuanto antes seamos uno, añade, antes podremos multiplicar por diez.

El alcalde ha subrayado en el encuentro con los empresarios que a raíz de la pandemia “todos hemos vivido una época muy mala, especialmente uno de los sectores económicos más importantes de la ciudad. Las cosas han empezado a ser distintas y poder estar hoy aquí es importante, “porque estamos viviendo un momento histórico muy importante, y es un sueño colectivo. Partimos de una situación muy buena, de enclave y de sectores económicos que son motores de la economía, no solo de ambas ciudades sino de las comarcas y del conjunto de la región. Esta situación hay que aprovecharla y tenemos que unirnos, ser más fuertes, y que los ciudadanos vean que este proyecto es de oportunidades de presente, pero sobre todo de futuro”.