La biblioteca municipal Felipe Trigo se suma a la conmemoración del Día de la Biblioteca

Para poner en valor la importancia de la lectura, además del trabajo e implicación del personal que trabaja en las bibliotecas

La importancia de la lectura, además de valorar y reconocer públicamente la labor que día a día desarrollan los trabajadores de las bibliotecas, son dos de los objetivos de la celebración del Día de la Biblioteca, que se conmemora el próximo día 24, y que se celebra desde el año 1997.

Con motivo de este día, la biblioteca municipal Felipe Trigo organiza varias actividades, que han comenzado hoy. Actividades que en la provincia se van a ir desarrollando en los próximos días. De esta forma, desde el Servicio Provincial de Bibliotecas de la Diputación de Badajoz, se quiere engalanar la provincia, y desde hoy y hasta el 16 de noviembre, se irán enhebrando las cuentas de dos collares con actividades presenciales en un deseo de recuperar el espacio físico de las bibliotecas después de más de un año de cierres y aforos limitados.

El “Collar de la Biblioteca Humana”, además de en Villanueva de la Serena, se realizará hasta el próximo día 23 en las bibliotecas de Guareña, Calamonte, Arroyo de San Serván, Alange, Fuente del Maestre, Villafranca de los Barros, Montijo, Puebla de la Calzada, Valdelacalzada, Castuera, Cabeza del Buey y San Vicente de Alcántara.

Después, del 25 de este mes y hasta el fin de la actividad, el 16 de noviembre; se irá formando otro collar, el “Collar de Palabras”, en este caso en 12 poblaciones.

Además, la narradora Laura Moreira irá hilando «El Collar de Palabras», de biblioteca en biblioteca, con sus «Cuentos cortos y relatos para volar un rato» y las palabras de los lectores asistentes a su sesión de cuentacuentos.

Recordar además que, al margen de la presencialidad en estos espacios, el Proyecto Nubeteca contempla un nuevo modelo de biblioteca para el siglo XXI, en el que se defiende y potencia la hibridación del espacio físico y el virtual, creando servicios y programas donde se conjugan tanto la deslocalización como el fuerte anclaje a la presencialidad.