El programa de intervención social atenderá a 120 familias de etnia gitana

Su finalidad es conseguir la cohesión social y la equidad

En los últimos meses, desde abril concretamente, la ciudad cuenta con el Programa de Intervención Social con niños, niñas y jóvenes gitanos 2021: Promoción educativa. Se desarrolla a través de la Federación de Asociaciones del Pueblo Gitano Extremeño (FAPUGEX), financiado con fondos europeos. Una iniciativa que se desarrolla en ochenta centros docentes de doce municipios de la región y que tiene como principal objetivo el llevar a cabo actuaciones de intervención social, trabajando directamente con los niños y niñas, sus familias y con el sistema educativo. Un programa que, inicialmente, se desarrollará hasta diciembre próximo; aunque se trabaja en su extensión hasta que finalice el curso 2021/2022.

La finalidad del mismo es impulsar la integración socioeducativa de la comunidad gitana, avanzando en el logro de la cohesión social y la equidad. Para ello, se trabaja estableciendo rutinas en los menores, con refuerzo educativo y desarrollando alternativas de ocio que puedan beneficiar su desarrollo personal y social.

Durante el curso, además de luchar contra el abandono escolar de los niños y jóvenes gitanos, se trabaja en divulgar la cultura y tradición de este pueblo en los centros educativos, y así, avanzar en la cohesión social y la equidad.

El trabajo realizado hasta la fecha, desde la sensibilización y concienciación, ha supuesto la intervención con un total de 70 familias de la ciudad, para impulsar la formalización de matrículas y becas del próximo curso. La intención es, durante la duración del programa, atender aproximadamente a 120 familias. Para ello, se cuenta con el trabajo que realiza la promotora educativa, Antonia Manzano Montañés, a través de un servicio especializado. Ella, es una profesional gitana que ayuda a potenciar la participación de las familias en la educación y el acceso a la oferta educativa.