El programa Crisol comienza su segunda fase

Con la realización de prácticas no laborales en empresas de la localidad

 

El programa Crisol-Formación finaliza su primera etapa tras seis meses en la que los participantes se han estado formando teóricamente. A partir de ahora, realizarán prácticas no laborales en empresas colaboradoras de la ciudad cuya duración será de tres meses y donde tendrán la posibilidad de poner en práctica todo lo que han aprendido durante este tiempo.

El objetivo de este programa, que consta de un total de nueve meses, es favorecer la integración sociolaboral de las personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad, a través de un proceso que alterna la formación y experiencia profesional adaptada, así como la adquisición de competencias básicas y genéricas que favorecerán su inserción sociolaboral.

 

 

Son cuatro las especialidades que se han llevado a cabo de la mano de diferentes asociaciones. Las actividades auxiliares en viveros, jardines y centros de jardinería vienen de la mano de Inclusives, la limpieza de superficies y mobiliario en edificios y locales la asociación Mujeres en Zona de Conflicto, la limpieza en espacios abiertos e instalaciones industriales la Asociación APOYAT y la dinamización de actividades de tiempo libre educativo infantil y juvenil Cruz Roja.

 

 

Por último, destacar que el programa de formación en alternancia con el empleo “Crisol-Formación”, está promovido por la Junta de Extremadura, a través de las consejerías de Sanidad y Servicios Sociales, Educación y Empleo y financiado con fondos del Programa Operativo del Fondo Social Europeo Extremadura 2014 – 2020.