La Corporación aprueba por unanimidad la mayoría de los puntos a debate del pleno ordinario de noviembre

Entre ellos, una moción contra la violencia de género y otra sobre las obras a realizar en la carretera de Entrerríos

La unanimidad ha sido la tónica general en el pleno ordinario correspondiente a este mes de noviembre y que se ha celebrado este jueves 26 de noviembre. Una sesión en la que por unanimidad se ha aprobado una moción propuesta por la Femp sobre la eliminación de la violencia de género.

También por unanimidad la Corporación acuerda su adhesión a la Red de Entidades Locales, promovida por la Femp, con el fin de desarrollar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la agenda 2030. El representante del Ayuntamiento en dicha Red va a ser el vicealcalde Luis Solís.

Con esta adhesión se consigue una mejor incidencia política, puesto que a través de la Red se ofrece asesoramiento y orientación que permitirá un mejor cumplimiento de los mencionados objetivos, explica la portavoz municipal María Lozano. Trabajar de forma conjunta y conseguir mejores resultados en el ámbito local, son aspectos positivos que tanto el portavoz popular Manuel Lozano, como la de Ciudadanos, Cristina Menea; han destacado.

Otro de los asuntos tratados es la aprobación de un reconocimiento extrajudicial de crédito, por algo más de 5.300 euros, y que ha contado con el apoyo de los tres grupos presentes, ya que la portavoz de Unidas IU-Podemos no ha asistido por razones justificadas.

Además de la moción sobre violencia de género, también por el turno de urgencia se aprueba igualmente por unanimidad una presentada por la entidad de Entrerríos. Se trata, explica María Lozano de una importante actuación que la Junta de Extremadura va a acometer, con una inversión de más de 2 millones de euros, y que va a suponer la mejora y ampliación de la carretera de Entrerríos, por la que discurre el Cordel de Esparragosa. Una actuación que mejorará el tránsito en una zona muy importante desde el punto de vista agrícola, subraya Lozano, al tiempo que mejora la conexión con el pantano de Orellana. Esta actuación, añade la portavoz municipal, es posible gracias que esta vía la incluyó meses atrás la Junta de Extremadura en el catálogo de caminos rurales. Con esta moción, también se aprueba la relación de bienes y derechos afectados para proceder a la expropiación.

La actuación prevista afecta a un tramo de algo más de 4 kilómetros, desde el actual badén del Zújar hasta el entronque del cordel de Esparragosa. De esta forma, se va a ensanchar la calzada y pasará de los 5,5 metros a los nueve metros lo que permitirá que cada carril al tráfico rodado tenga un ancho de 3,5 metros, más arcenes de un metro cada uno.