En tres meses, los pescadores locales dispondrán de la charca de La Encomienda, con más de 25.000 metros cuadrados y 63 pesquiles

Es uno de los asuntos aprobados por unanimidad en la sesión plenaria de este mes de julio

Asuntos relacionados con la economía, el urbanismo, la sanidad y el deporte son los que se han abordado en la sesión plenaria celebrada este jueves 23 de julio en el pleno ordinario de este mes. Un pleno en el que la Corporación Municipal ha aprobado, por unanimidad, solicitar a la Junta de Extremadura la ejecución de una importante actuación para el acondicionamiento de la charca de pescadores en La Encomienda. En concreto, una actuación que tiene una inversión de algo más de 207.500 euros y que se desarrollará en el plazo de tres meses. Una vez realizada la actuación, será el Ayuntamiento el encargado de su mantenimiento y conservación.

Según explica la portavoz municipal, María Lozano, el acondicionamiento de la charca de La Encomienda para la pesca deportiva se va a llevar a cabo a través de la consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio; lo que permitirá disponer de una zona adecuada para esta práctica deportiva que tantos aficionados tiene en nuestra ciudad. En concreto, con esta actuación los pescadores van a disponer de un espacio de 25.400 metros cuadrados totalmente acondicionados y en los que habrá un total de 63 pesquiles, uno cada doce metros. Todo ello, añade, con el mínimo impacto ambiental y respetando el ecosistema existente en dicha zona.

Una charca en la que, una vez se concluya dicha actuación, se podrán organizar concursos y otros eventos vinculados con esta práctica deportiva. El alcalde Miguel Ángel Gallardo señala que con esta actuación se dará respuesta a las demandas y necesidades planteadas por la sociedad de pescadores, que es uno de los colectivos de mayor número de personas de nuestra ciudad, con más de 600 integrantes.

Los tres grupos de la oposición han valorado de forma positiva el que se lleva a cabo esta inversión que no solo dará respuesta al colectivo de pescadores, sino que también servirá para atraer a la ciudad a aficionados de otros puntos.

La aprobación de la cuenta general de 2019 es otro de los puntos tratados. En este caso, solo ha contado con los votos favorables del equipo de gobierno, la abstención de Ciudadanos y los votos contrarios del PP e IU Unidas Podemos.

María Lozano ha defendido la gestión municipal señalando que la cuenta general ofrece información útil para mirar al futuro con esperanza y optimismo, al tiempo que “el músculo que el Ayuntamiento tiene por la gestión prudente y responsable que lleva a cabo, se ha podido reaccionar y destinar de los fondos municipales más de 1,5 millones de euros a paliar los efectos de la COVID-19. Hemos destinados estos recursos a contribuir a la reconstrucción de la economía de las familias y de las empresas”, destaca.

Desde el PP, Manuel Lozano su portavoz ha mostrado su oposición a las mismas ya que indica que siempre se produce un desfase entre lo que se aprueba con el documento presupuestario y lo que después es la liquidación. Un presupuesto, añade, en el que se han dejado cosas sin hacer, ya que no se han ejecutado 11,7 millones de euros. Aunque reconoce que parte de esta cantidad se ha podido destinar a paliar los efectos de la COVID-19.

Por otra parte, el Pleno se ha adherido de forma unánime a la estrategia de Promoción de Salud y Prevención en el Sistema de Salud. Con esta adhesión, señala la portavoz María Lozano, se continúa trabajando en la promoción de la salud entre los ciudadanos. En este caso, desde antes de nacer hasta la tercera edad, colaborando entre los distintos sectores que trabajan en la calidad de vida y el bienestar. Relacionado también con la salud y el desarrollo sostenible está el punto aprobado por unanimidad y que se refiere a la petición del Ayuntamiento a la consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la financiación necesaria para el proyecto de Ciudad Saludable y Sostenible para el presente año. Un programa que en la ciudad se desarrolla desde el año 2004 y que trabaja en la promoción de la salud.

Desde que en mayo pasado se aprobara el acuerdo de los cuatro grupos municipales con 16 medidas destinadas a familias y empresas para paliar los efectos de la COVID-19, han sido varias las que ya se han aprobado. En el pleno de este mes, se ha aprobado la modificación puntual, dejándola en suspenso hasta diciembre próximo, de la ordenanza que regula la tasa de ocupación de terrenos públicos con puestos, barracas, casetas de venta, espectáculos y atracciones. Una medida más, destacan los grupos, para ayudar a las personas que realizan estas actividades y que se están viendo muy afectados. Al igual que este punto, también se ha aprobado por unanimidad la cesión del derecho de uso del terreno necesario para canalizar de forma subterránea el tendido eléctrico que discurre por la margen derecha de la carretera de Guadalupe.

En el turno de urgencia, se han presentado mociones por parte del PP y de Ciudadanos. En el caso de los populares, ha salido adelante una moción en la que se pide un estudio sobre la seguridad de la zona de Avenida de Chile. Aunque hay un proyecto de remodelación integral de la zona, hasta que eso suceda piden se haga dicho estudio sobre la seguridad en la vía. La otra moción de los populares, en la que pedían se reorienten los fondos europeos para las obras del hospital, no ha salido adelante. El alcalde destaca que es extemporánea ya que el consejero anunció en días pasados, cuando visitó el hospital, que en septiembre próximo saldrá a licitación la obra.

En cuanto a Ciudadanos, pedían que en las entidades locales menores haya ambulancia de urgencia. Algo que pretendía se pueda incluir en el próximo pliego que la Junta elabore para adjudicar el servicio de transporte sanitario. En este sentido, el alcalde expresa que la Junta ya recuperó en su día los PAC y está garantizada la asistencia sanitaria.