Comienza la octava edición de la campaña de prevención del cáncer “Ciuda tu piel”

Se centra en talleres, carteles, un decálogo e información en las redes sociales municipales

Por octavo año consecutivo, el Ayuntamiento, a través de la concejalía de Salud Pública en su Programa Ciudades Saludables y Sostenibles, pone en marcha la campaña de prevención del cáncer de piel “Cuida tu piel”. En esta ocasión es diferente a las anteriores ya que debido a la COVID-19 no se entregarán muestras de fotoprotectores ni se instalarán mesas informativas, manteniéndose los talleres en los campamentos destinados a niños y jóvenes.

Como en años anteriores, con esta campaña y otras que se desarrollan, se realizan distintas acciones que promocionen la salud al tiempo que se prevengan enfermedades. Por esta razón, a lo largo de este mes y el próximo, se desarrollarán varias acciones. Entre ellas, la distribución de material informativo en piscinas, centros de salud, centros de mayores, instalaciones deportivas, centro educativo municipal y otros. Se trata de un cartel informativo con recomendaciones básicas para la población en general, un folleto para población general y un folleto específico con recomendaciones para la protección solar infantil.

Además, también se llevarán a cabo actividades en los campamentos, al tiempo que se ha elaborado un decálogo de fotoprotección para trabajadores de exterior.

El pasado año se incorporó una formación en el ámbito laboral, destinada a los trabajadores de exterior que forman parte de la plantilla del Ayuntamiento, ya que la exposición solar continuada que sufren los trabajadores al aire libre aumenta el riesgo de padecer cáncer de piel hasta tres veces más que los trabajadores de interiores. Esta actividad consistió en la realización de una sesión formativa de sensibilización sobre el cáncer de piel y su prevención, destinada a dichos trabajadores, de una hora de duración. Este año se sigue trabajando en esta prevención y en esta ocasión es con carteles informativos en sus zonas de trabajo, con las medidas de protección que deben tomar para evitar los efectos dañinos de las radiaciones solares.

Las acciones se completan con la difusión de mensajes sobre hábitos saludables y buenas prácticas en las exposiciones al sol, a través de las redes sociales y las pantallas municipales.

La prevención es básica y, en muchas ocasiones, vital para evitar problemas de salud en el futuro. La campaña se centra en concienciar a la población de todas las edades de la necesidad de usar un fotoprotector y de adoptar hábitos saludables en las exposiciones al sol; ya sea en la playa, la piscina, por la calle, sentados en una terraza o dando un paseo por el campo. Se trata de hacernos ver que nos exponemos al sol en gran parte de nuestras actividades diarias y no solo cuando vamos a la piscina o a la playa, por eso es importante usar fotoprotectores de forma habitual, especialmente durante los meses de verano en los que el índice de radiación ultravioleta es más alto.

Una exposición que implica daños importantes en la piel y se hace especial hincapié en esta campaña en que dichas exposiciones sin protección son especialmente nocivas en las edades infantiles y juveniles, claramente relacionadas con el riesgo de aparición del melanoma (cáncer de piel), ya que nuestra piel tiene memoria y el 80% del daño solar se produce antes de los 18 años. De ahí la importancia de la concienciación y la educación solar en la infancia y la adolescencia.

Hay que destacar que la exposición solar sin protección es causante del envejecimiento prematuro, enrojecimiento o quemaduras, alergias solares y tiene un efecto cancerígeno. De hecho, en Extremadura el tipo de cáncer más frecuente es el cáncer de piel (no melanoma), con 2.054 casos registrados en 2018, lo que supone más de la cuarta parte del total de tumores detectados en ese año, el 29,91% (le sigue en frecuencia el cáncer colorrectal, con 823 casos, el 12% del total). Ante estos datos es necesario aumentar la prevención mediante campañas que conciencien sobre una exposición solar adecuada, evitando las radiaciones ultravioletas (UV) entre las 12 y las 16 horas de la tarde, utilizando protectores solares con filtro de protección UVA y UVB.