Gallardo: “Las fiestas de Santiago y Santa Ana se suspenden por responsabilidad. Tenemos que garantizar la salud de los ciudadanos, que es lo primero”

Es una decisión difícil y dolorosa, pero considera que será entendida por los ciudadanos

Las fiestas patronales de Santiago y Santa Ana 2020 no se celebrarán debido a la situación derivada del estado de alarma. Así lo ha anunciado el alcalde Miguel Ángel Gallardo quien señala que está convencido “de que la mayoría de los ciudadanos entenderá esta decisión, que ha sido duro y doloroso tomarla, porque lo que prevalece es la salud y el Ayuntamiento tiene la responsabilidad de garantizarla por encima de cualquier otra cuestión”, explica.

El alcalde indica que, durante todo este tiempo, la COVOID-19 “nos ha obligado a tomar medidas duras y dolorosas, pero siempre ha sido con el objetivo primordial de preservar la salud de las personas, que está por encima de la economía y el ocio. Y es la única decisión posible que se podía tomar”. Así lo han entendido los presidentes de las dos hermandades y también los portavoces de los grupos municipales, subraya.

Las fiestas de Santiago y Santa Ana son unas fiestas referentes en la región y que atraen también a personas de otros puntos del país. Unas fiestas que tienen entre sus características el ser multitudinarias y participativas, lo que es incompatible con la garantizar la distancia de seguridad y el resto de medidas implantadas a raíz de la COVID-19, “por lo que no podríamos evitar la transmisión, máxime en una población como la nuestra que tiene un índice de inmunidad bajísimo, ya que la media nacional es del 5% y en la provincia 2,5%. Cuanto más podamos protegernos, será mejor porque ganaremos tiempo para la ciencia, pero al mismo tiempo implica que tomemos decisiones como la de suspender nuestras fiestas patronales.”

 

Gallardo recuerda que son miles las personas que participan y disfrutan de nuestras fiestas. Como cifras recuerda que el día de mayor presencia de personas en recinto congrega de 25 a 30 mil personas, más de 5.000 se dan cita en la Feria de Día y en las concentraciones que los jóvenes hacen en las inmediaciones del recinto, hay entre 7 y 8 mil personas. Unas cifras que hacen imposible garantizar la distancia social y, por tanto, la salud de las personas.

Este es el objetivo, añade el alcalde, la salud de las personas que hasta ahora con el confinamiento y el comportamiento ejemplar habido por parte de la ciudadanía, hemos conseguido preservar y no podemos ahora poner en riesgo la salud. Ya habrá tiempo, añade, de poder celebrar estas fiestas que son tan importantes para todos los ciudadanos, como ha sucedido con otras actividades destacadas del año como es la Semana Santa, la Feria de la Tortilla de Patatas o el Festival de Teatro en la Calle. Una decisión, subraya, “que la tomamos exclusivamente desde la responsabilidad y también desde el dolor por lo que estas fiestas son para los villanovenses”.