El alcalde presenta a los comerciantes del mercado el proyecto #NosVemosEnLaPlaza, ganador del concurso de ideas

En mayo de 2022 abriría sus puertas con un concepto mixto en el que convivan los puestos tradicionales con los de restauración

Si los plazos estimados se cumplen, para mediados de mayo del año 2022 abrirá sus puertas el mercado tras la remodelación integral que está prevista llevar a cabo. Una actuación que tiene una inversión de 1.950.000 euros, financiada en su mayor parte con fondos europeos ya que el Ayuntamiento aportará 300.000 euros. Este proyecto va a suponer un cambio total no solo de este mercado, que en los últimos años se ha revitalizado; sino que será un polo de atracción por la ubicación estratégica que tiene.

Este proyecto es el ganador del concurso de ideas convocado fechas atrás y en el que se presentaron más de 30 proyectos. De ellos, 10 pasaron a la final y se va a ejecutar el ganador del concurso, presentado con el lema #NosVemosEnLaPlaza. Un proyecto que el alcalde Miguel Ángel Gallardo presentó en la tarde del miércoles 12 a los comerciantes que actualmente desarrollan su actividad profesional en el mercado de abastos.

A partir de ahora, comienza todo el proceso administrativo que derivará en la ejecución de la obra y la transformación de estas instalaciones que, según destacó el alcalde, “será un referente y un polo de atracción para otras actividades, para atraer personas al centro de la ciudad; todo ello por la calidad y el servicio personalizado que todos prestáis”, subrayó.

Aunque aún falta tiempo para que la obra dé comienzo, el alcalde sí insistió en que el objetivo del Ayuntamiento es buscar un lugar provisional para los puestos del mercado, mientras dure la obra, que esté céntrico, sea accesible y, por supuesto, que permita que todos estén instalados en el mismo espacio; que se mantengan juntos. Todos, añade Gallardo, “tenemos el mismo objetivo, y no es otro que el mercado funcione y que lo haga aún mejor de lo que lo hace hasta ahora. Que funciona muy bien gracias a vuestro esfuerzo y que habéis conseguido que sea un lugar de compra para muchas personas que acuden al mercado por la calidad y trato”.

El alcalde también destacó que una vez abra sus puertas, el mercado seguirá siendo gestionado por el Ayuntamiento y nuestra prioridad son, añade, los comerciantes que ya están instalados en él actualmente.

En cuanto a los plazos marcados para materializar este proyecto, el alcalde explica que, a partir del próximo 5 de marzo, el equipo ganador del concurso podrá iniciar la redacción del proyecto, que ya para septiembre podría estar redactado. Después, ya comenzará el proceso de licitación de la obra que será por procedimiento abierto.

La fecha en la que podrá estar adjudicado es febrero del año 2021, por lo que un mes antes, explica el alcalde, los comerciantes deberían dejar sus puestos e instalarse en el nuevo espacio que provisionalmente ocuparán mientras se ejecuta la obra. Que tiene un plazo de 15 meses, por lo que el 16 de mayo del año 2022; se inauguraría el nuevo mercado.

El alcalde explica que la filosofía del proyecto que se va a ejecutar conjuga la posibilidad de realizar compras de alimentos al tiempo que poder tomar algo. Es, en definitiva, un mercado mixto y es similar al mercado de San Antón en Madrid. Es, subraya, el mismo concepto, por lo que habrá puestos de alimentación tanto arriba como abajo, y lo mismo sucederá con los espacios destinados a la restauración. De esta forma, el futuro mercado de Villanueva de la Serena tendrá un total de 32 puestos. De ellos, en la planta baja habrá 19 puestos, de los que 7 se destinarán a restauración; mientras que arriba habrá 13 puestos, de los que 4 serán de restauración. Además, hay un espacio superior, una terraza, con 58 metros cuadrados disponibles.

Los comerciantes instalados actualmente no mantendrán la misma ubicación de puestos que hasta ahora, pero sí que tendrán prioridad, subraya el alcalde, en la subasta pública de los puestos que se hará en su día cuando finalice la obra. Además, como el mercado abrirá sus puertas en horario de mañana y tarde, también tendrán más puntuación los que abran su establecimiento en los dos tramos horarios que se establecerán en el nuevo mercado.

El actual concepto e imagen que el mercado de abastos tiene, cambia por completo con el proyecto que se va a llevar a cabo. El edificio pasará a ser abierto y luminoso, en contraposición con el diseño actual, que es autónomo y cerrado.

 

Para conseguirlo se eliminan, en todo lo posible, paredes y techos para conseguir la espacialidad urbana que se busca. Con ello se consigue que el que esté fuera ve todo lo que ocurre dentro del mercado, y los que están dentro de la plaza; observan también el exterior.

Ese objetivo de integrar la calle en el mercado y viceversa, se consigue con una gran cristalera que será el cerramiento de la fachada del edificio. Además, la zona central del mercado la presidirá un gran lucernario central que permitirá el ahorro energético y, además, aprovechar al máximo la iluminación natural; optimizando la luz solar. En definitiva, un edificio bioclimático en el que el aspecto medioambiental se ha tenido muy en cuenta.