Premio, por el diseño de las piezas de cerámica que emplea, para la sala de espera de la estación de autobuses

Por la elegancia en la resolución del proyecto a través del diseño de una pieza cerámica

La sala de espera de la estación de autobuses, cuya remodelación es obra del arquitecto José María Sánchez, ha recibido el primer premio de la XVIII edición de los Premios Cerámica de Arquitectura e Interiorismo, en la categoría de interiorismo, que convoca la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos. Estos galardones destacan aquellos proyectos de arquitectura e interiorismo que hagan un mejor uso de los pavimentos y revestimientos cerámicos fabricados en España. Unos premios muy valorados por los profesionales del sector.

Los premios, que se entregarán el 4 de febrero, cuentan con una dotación económica de 17.000 euros en las categorías de arquitectura e interiorismo y 5.000 euros en la categoría de proyecto final de carrera.

 

Este espacio ha recibido el premio “por la elegancia en la resolución del proyecto a través del diseño de una pieza cerámica, además de por la geometría, construcción, el detalle y espacio integrados en el mismo”. También se ha tenido en cuenta que la reforma parte de “la definición del detalle para abordar lo general”, contando además con la experiencia del usuario.

 Para el jurado la solución planteada en la reforma de la estación de autobuses, pone en valor el uso de un mismo material que es capaz de resolver todas las situaciones que plantea un revestimiento en un espacio público a través de unos cerramientos cerámicos “limpios y confortables en contacto con el movimiento de personas” que se producen en las dársenas de la estación de autobuses.

El proyecto realizado en este espacio, ha supuesto ofrecer una continuidad visual entre la sala de espera y las dársenas, liberando el espacio central que alberga la sala de espera. Al mismo tiempo, se da continuidad matérica mediante el empleo de la misma pieza de fachada en el interior como en el exterior, con una conexión entre los distintos espacios. Una continuidad que también se da en los pavimentos, ya que la misma pieza de suelo que se emplea en el exterior invade el interior.