El servicio de limpieza viaria y recogida de basura incorpora 12 nuevos vehículos con la última tecnología

Permiten una mejor prestación del servicio y reducir las emisiones tanto a la atmósfera como de ruidos

Villanueva de la Serena vuelve a ser referente en la región en cuanto a la recogida de basura y limpieza viaria, y lo es desde que en 2008 optara por la externalización que ha permitido ofrecer un servicio eficiente y que ha cambiado el concepto que del mismo se tenía. De hecho, a fecha de hoy es la única población extremeña que tiene soterrados en su totalidad todos los contenedores distribuidos por todo el municipio.

Ahora, se convierte también en la única de la región que dispone de maquinaria eléctrica para la limpieza viaria, como es el caso barredoras e hidrolimpiadoras eléctricas, lo que supone una contribución medioambiental y también la reducción de la contaminación acústica.

Este jueves se ha presentado en la plaza de España la nueva maquinaria que Urbaser ha adquirido y que entra en funcionamiento en estos días, sustituyendo a la flota de vehículos existente hasta ahora. De esta forma, explica el alcalde Miguel Ángel Gallardo, se cumple con el pliego de condiciones que se fijó en 2008 y que implica el que se renueve la flota existente. Esta nueva maquinaria adquirida supone, además, el que se cuenta con vehículos más versátiles y que se adaptan mejor tanto a las necesidades que la ciudad tiene actualmente porque ha crecido, como a las características de las calles, plazas y otros enclaves en los que se lleva a cabo este trabajo de limpieza o recogida de basura. Esto es posible, añade, gracias a la escucha y colaboración que hay entre el Ayuntamiento y la empresa que gestiona el servicio.

 

A la colaboración que hay entre Ayuntamiento y Urbaser, tiene que sumarse también la de los ciudadanos, recuerda el alcalde. En su día se apostó por cambiar el concepto de limpieza y recogida, eliminar el impacto visual que los contenedores ofrecían, incrementar las papeleras, entre otras medidas, que no tendrán la eficacia necesaria si los ciudadanos no se implicaran respetando los horarios, depositando correctamente los residuos en cada contenedor o contribuyendo a mantener limpias las calles y plazas.

Con ese afán de seguir mejorando la prestación del servicio, se lleva a cabo ahora esta inversión, de casi 1,5 millones de euros, incorporando las mejoras técnicas que el mercado tiene, adaptados a los cambios normativos, y más eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

Gallardo destaca que, si importante son los reconocimientos que la ciudad tiene por esta apuesta por la limpieza viaria y recogida de basuras, que le ha valido a Villanueva contar con la Escoba de Plata en 2010 y la de Oro, en 2014; es más importante el reconocimiento ciudadano que pone en valor la gestión que se lleva a cabo de la limpieza y la recogida.

El alcalde recuerda que el prestar el mejor servicio en la limpieza viaria y recogida de basuras, es para su gobierno objetivo prioritario junto a que la ciudad cuente con la mejor iluminación, con tecnología LED, y el servicio Villanueva Avisa; servicios básicos pero que son indispensables para mejorar la vida de las personas.

Por su parte el responsable regional de Urbaser, David Basilio Asensio, destaca que una vez presentada la maquinaria, doce nuevos vehículos de distinto tipo y función; van a comenzar a prestar servicio en la ciudad. Un servicio, recordar, que es los 365 días del año y en el que trabajan un total de 65 personas.

Nuevos vehículos que van a dar respuesta a las necesidades actuales, todo ello con una maquinaria técnicamente más eficiente y más polivalente, como es el caso de los camiones de recogida de basura, que sirven tanto para los contenedores soterrados como algunos existentes en la zona de los polígonos cuya recogida es con carga trasera. Unos vehículos, además, que disponen de tecnología eléctrica, como una clara apuesta del Ayuntamiento por contribuir a la mejora del medio ambiente, que está en sintonía con la filosofía de Urbaser, subraya. Esta medida va a suponer no solo el que se reduzcan las emisiones contaminantes sino también reducir de forma importante la contaminación acústica.

Respecto la nueva flota de vehículos, destacar que son un recolector carga trasera; un equipo gancho con recuprés y grúa para soterrados; una fregadora alta presión agua caliente; un recolector mixto carga superior, carga trasera y grúa. A ello se suman otros vehículos como una cisterna alta presión; tres barredoras, una autopropulsada de aspiración, otra eléctrica de aspiración, y una tercera de aspiración; así como un furgón hidrolimpiador con agua caliente eléctrico. Un camión caja abierta para enseres. Dos sopladores eléctricos de baja emisión sonora y un equipo de tratamiento fitosanitarios contra malas hierbas.