Transa contrata en la campaña 2019 más de 300 millones de kilos de tomate

El alcalde visita las instalaciones de la empresa

En un mundo globalizado y en el que muchas empresas producen lo mismo, hay que diferenciarse. Hay que hacerlo con calidad en la producción y el empleo, la formación laboral continuada, seguridad, sostenibilidad medioambiental e innovación continua; lo que supone ofrecer al mercado el mejor producto.

Esta es la filosofía que mantiene una de las empresas referencia y puntera a nivel mundial instalada en Villanueva de la Serena: Transa, que desde el año 1965 tiene en la transformación del tomate, que es cultivo estrella de nuestra zona, centrada su producción. Una empresa que centra su producción en el concentrado del tomate, durante la campaña estival que se desarrolla a lo largo de unos tres meses; y el polvo de tomate. Este último producto hace que Transa sea referente mundial y en el que se centra el trabajo de la empresa una vez concluye la campaña de verano.

A pleno rendimiento en la fábrica y con la campaña ya en su última fase, acaba a final de mes; el alcalde Miguel Ángel Gallardo visita esta industria agrotransformadora. Una visita en la que ha tenido ocasión de conocer de cerca el trabajo que se lleva a cabo, el importantísimo valor añadido que aporta y la generación de economía en la ciudad, en la que el sector agrario es tan importante.

Precisamente, el esfuerzo de los agricultores de Villanueva y de la comarca también han contribuido a que desde 1965 Transa sea referente y sea creadora de economía, ya que por cada euro de facturación que una empresa de estas características hace, genera 13 euros de actividad económica en su entorno.  A este esfuerzo de los agricultores, se suma también el llevado a cabo por los propios trabajadores que la empresa tiene y ha tenido, sin olvidar el interés emprendedor que sus propietarios han tenido desde sus inicios. Esta visión empresarial ha hecho que se hayan llevado a cabo continuas inversiones en mejoras y ampliaciones de sus instalaciones y procesos; que también han sido posible gracias a la colaboración y apoyo, tanto del Ayuntamiento como de la Junta de Extremadura. En definitiva, un trabajo conjunto que ha hecho posible que Transa sea un referente de su sector, y en un motor de generación de actividad económica en Villanueva de la Serena y su entorno.

Entre los datos más destacados de la empresa, señalar que tiene 83 trabajadores indefinidos, siendo la media de trabajadores durante el año de 100; subiendo la cifra a casi los 260 trabajadores en la campaña que actualmente se está desarrollando.  Desde la empresa, explica el director de Transa, Rafael Carranza, se apuesta por el trabajador, por su formación continua, al margen de que sea o no personal indefinido. Una formación necesaria para conseguir un mejor funcionamiento de la empresa y también el garantizar la máxima calidad de su producción.

Otros datos destacados están en su producción, cuyo 90% se exporta a diferentes países, más de 40, siendo sus principales compradores Alemania, Japón, Francia, Reino Unido, Holanda y EEUU. Además de la producción que Transa recoge de los agricultores de la ciudad y la zona, tiene más de 950 hectáreas de producción propia, no solo de tomate sino de otros cultivos. En estos cultivos se realizan prácticas de desarrollo sostenible, reforzando la biodiversidad local, colaborando con instituciones como Seo/BirdLife y GlobalNature, reintroduciendo flora y fauna local de forma natural en nuestros campos y minimizando el impacto de la actividad agrícola en el medio ambiente.

Para esta campaña 2019, Transa ha contratado más de 300.000.000 kg de tomate fresco en Extremadura y que proceden de unas 3.500 hectáreas. La cifra de ventas anual de los productos elaborados por Transa es superior a los 50.000.000 Euros.

El alcalde, que ha recorrido todas las instalaciones de la empresa, destaca que Transa es un ejemplo de sostenibilidad, transformación y empleo. Una empresa que innova de forma continua y que no solo genera empleo directo “que ya es importante, sino que contribuye aportando valor añadido y creando empleo de forma indirecta”. Es, además, “un modelo de gestión y de cómo se han de hacer las cosas para generar empleo, que sea de calidad, y además contribuir a generar economía y ser un elemento imprescindible contra el despoblamiento”.

Por su parte, Carranza destaca el que esta empresa familiar es fruto de la cultura del esfuerzo, en primer lugar de su padre, Rafael Carranza y también de todos los agricultores y trabajadores “que a lo largo de estos más de 50 años han llevado a la empresa hasta el lugar que hoy ocupa; siendo una empresa líder en su sector, con productos de calidad, con la máxima competitividad; sin olvidar la innovación continua en nuestros productos”, subraya.  Transa es el resultado “del afán de superación propia, de crecer, de generar empleo de calidad y con formación continua; además de mejorar en todos los aspectos vinculados a la producción, calidad, seguridad y relaciones humanas”, subraya Carranza.