El gobierno municipal reitera que el material de la obra del barrio de El Pilar se retira de forma periódica

En respuesta al escrito presentado por el grupo municipal de Ciudadanos sobre la parcela frente al colegio Cervantes

 

Desde el gobierno municipal se pide a la portavoz del grupo municipal Ciudadanos que no utilice a los medios de comunicación para confundir a la ciudadanía y transmitir la imagen de una situación que en nada se corresponde con la realidad y, por tanto, mintiendo al denunciar una situación que no existe tal y como ella lo señala en su denuncia pública, aportando unas fotografías que no son reflejo real.

 

La portavoz de Ciudadanos presentó un escrito en el que pide la eliminación de escombros en una parcela de propiedad municipal, la cual denomina como “escombrera”. En este sentido, hay que subrayar que no existe una escombrera como este grupo trata de reflejar en una parcela municipal ubicada frente al colegio Cervantes. Es, efectivamente, una parcela municipal en la que se están depositando tanto material (bordillos, baldosas y otro material de obra) como algunos restos de las obras que se están ejecutando en el barrio del Pilar. Unos restos que se recogen con una periodicidad de entre ocho y diez días por parte de la empresa correspondiente. Unos restos que se llevan, como no puede ser de otra forma, al centro autorizado para el tratamiento de este tipo de vertidos que se generan en cualquier obra. Este material procede de las tierras de excavación de las obras; no son, en ningún caso, residuos tóxicos ni peligrosos para la salud de los ciudadanos. Esta zona continuará habilitada para ello hasta finalizar las obras, que ya están ejecutadas al 80%. Una vez finalizadas, los vecinos contarán con mejor accesibilidad peatonal, así como una mejora en el abastecimiento.