Villanueva es una de las primeras ciudades en implantar un “Punto Violeta” durante las fiestas patronales

Habrá uno fijo en el ferial, otro el día del concierto de Lola Índigo, y otro durante la Feria de Día

Villanueva de la Serena es una de las primeras ciudades de la región que va a contar con los llamados “Punto Violeta” por unas fiestas libres de agresiones sexistas. Un punto que estará atendido por tres profesionales técnicos de Diputación, además de las técnicas de la concejalía de Igualdad. En concreto, este punto estará con carácter fijo en la carpa del recinto ferial desde este martes 23 y hasta el próximo domingo 28, cuando finalizan las fiestas. Además, habrá dos puntos móviles, uno de ellos el día 26 en la zona del concierto de Lola Índigo, y el otro en la plaza de España durante la celebración de la Feria de Día, el próximo sábado 27.

Consuelo León, concejal de Igualdad, expresa que, aunque nuestra ciudad es de las más seguras de la región y en la que en el último año incluso han descendido los delitos, tal como se analizó en la junta local de seguridad del pasado día 3; desde el Ayuntamiento de Villanueva se trabaja desde hace años en materia de prevención de este tipo de agresiones. Por esta razón, desde hace semanas se trabajaba en la implantación del “Punto Violeta”, que es un recurso profesional en materia de información y prevención sobre conductas sexistas. Un problema, subraya León, sobre el que cada vez más la sociedad está sensibilizada.

En este asunto, tanto en atención a mujeres víctimas de violencia de género como en información, prevención y campañas de sensibilización sobre comportamientos sexistas; el Ayuntamiento es pionero, ya que fue de los primeros en poner en marcha una concejalía de Igualdad, hace más de 13 años, y contar con una oficina específica en la que se cuenta con profesionales para asistir a mujeres que se encuentren en esta situación.

 

En cuanto al funcionamiento de estos puntos, la concejal de Igualdad indica que estarán desde las 23:00 a las 06:00 horas a disposición de los ciudadanos. En dichos puntos, cualquier persona podrá informarse, dar a conocer una situación que se esté produciendo o, en caso de haber sido víctima de una agresión sexista; ser atendido en primera instancia por profesionales que saben en todo momento el protocolo de actuación a seguir. Estas personas estarán perfectamente identificadas, explica León, ya que además de los elementos físicos del propio “Punto Violeta”, llevarán camisetas y chapas identificativas.

Además de los profesionales que van a atender este servicio, cualquier ciudadano puede adherirse a esta labor de prevención, información y atención. De lo que se trata, explica León, es de crear una red de voluntariado y cualquier persona podrá ayudar a una mujer que se encuentre en una situación de este tipo.