El Ayuntamiento e Iberdrola, firman un acuerdo para implantar un modelo óptimo de Smart City, el primero de la región

Permitirá la traza neuronal de la red para ofrecer un mejor servicio al ciudadano.

Con el objetivo de profundizar, avanzar y consolidar el proyecto Smart City que se inició en Villanueva de la Serena hace unos años, siendo la primera ciudad a nivel nacional, hoy viernes 17 de mayo, se ha firmado un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento e Iberdrola que permitirá consolidar a Villanueva de la Serena como “Ciudad Inteligente”.

Se trata del primer convenio que Iberdrola realiza en la región de estas características, “que pretende profundizar en la eficacia y eficiencia de los servicios de energía dirigido a los ciudadanos, además de recibir asesoramiento con respecto a la red de electrolineras”, así lo afirma el alcalde Miguel Ángel Gallardo; quien destaca que se realiza en una ciudad que siempre ha apostado por la tecnología.

Gallardo ha puesto en valor la importancia de las tecnologías para avanzar, así como la necesidad de adaptación de las empresas para poder ser competitivas. Además, señala, que Villanueva de la Serena, ha avanzado en la sensorización de determinados espacios para hacer la vida más fácil a los ciudadanos. Destaca, además, la calidad del servicio eléctrico en la zona y ha puesto en valor a Iberdrola como una empresa firmemente comprometida con el deporte femenino.

Por su parte, Javier Vázquez Director de Distribución de Iberdrola, destaca que la entidad es pionera en el mundo, en el desarrollo de redes inteligentes. Destaca, así, su apuesta decidida por la energía limpia y la energía renovable, así como por la descarbonización de la economía, algo señala Vázquez, que abarca todo el conjunto de la red eléctrica, desde la generación de energía renovable, la distribución inteligente hasta la correcta gestión de la demanda.

Con respecto a la electrificación del transporte, Vázquez explica que hacen falta vehículos eléctricos y que, para ello, se necesita una red de puntos de recargas, así como una red eléctrica que sustente ese flujo de energía. Por ello, este convenio permitirá asesorar al Ayuntamiento para elegir el lugar de esos puntos de recarga que tratará de combinar las necesidades de movilidad, con la disponibilidad de la red de distribución. Además, este convenio, afirma Vázquez, también incluye la descarbonización de la climatización de los edificios públicos, la difusión de este concepto, así como explicar a los ciudadanos como pueden consumir mejor, de manera más eficiente teniendo sus mismas comodidades.

Por último, cabe destacar que el despliegue de esta red eléctrica inteligente permitiría incorporar la ‘traza neuronal’ de la red para ofrecer un mejor servicio al ciudadano. El trabajo se centrará en las cuatro áreas estratégicas para una ciudad inteligente, que incluyen la movilidad eléctrica, las infraestructuras de redes, la eficiencia en el uso de la energía y la sensibilización ciudadana. Con respecto a la movilidad, Iberdrola Distribución pondrá a disposición del Ayuntamiento su conocimiento de las redes eléctricas para impulsar un plan de despliegue de puntos de recarga eficiente y económico, accesible a todos los ciudadanos. En infraestructuras, se potenciará el desarrollo, la innovación y digitalización de las redes eléctricas para seguir mejorando en los aspectos que intervienen en la calidad de suministro y la atención a los ciudadanos. En energía, se va a avanzar en la búsqueda de soluciones energéticas sostenibles y eficientes, utilizando las técnicas más avanzadas que permitan reducir los costes energéticos de la ciudad y, por último, en sensibilización, mediante tecnologías de la información, se proporcionarán datos de la red de distribución relacionados con consumo, integración de renovables y penetración de movilidad eléctrica que ayuden en la gestión óptima y contribuyan a la concienciación de los ciudadanos.