ayuntamiento-villanueva-de-la-serena
Jueves, 19 Septiembre 2013

Miguel Ángel Gallardo pide la dimisión del responsable de las inundaciones en Villanueva de la Serena

Ha habido una grave negligencia y debería dimitir de forma irrevocable

Miguel Ángel Gallardo Miranda, alcalde de Villanueva de la Serena ha mostrado su malestar al Delegado del Gobierno por la falta de información, comunicación y coordinación el pasado lunes al abrirse la presa del Zújar sin previo aviso, lo que ha ocasionado cuantiosos daños materiales en casas, naves agrícolas y cultivos, sin olvidar que se ha puesto en riesgo la integridad de las personas. Así se lo transmitió el alcalde villanovense a Germán López Iglesias, Delegado del Gobierno, en la reunión que éste convocó en noche del martes y a la que asistieron otros alcaldes y también un técnico de Confederación Hidrográfica del Guadiana.

 

Gallardo señala que en esta reunión le transmitió al Delegado su malestar por la reunión convocada. Está bien que haya reuniones de este tipo, subraya el alcalde villanovense “pero evidentemente ha llegado tarde, una semana tarde, ya que la coordinación y comunicación tendría que haberse dado antes de que surgieran los graves problemas que ha habido en Villanueva”. También le transmitió el malestar por la descoordinación y falta de comunicación “que ha provocado que se haya puesto en riesgo la vida de las personas, sin olvidar el desastre económico para muchas familias de la ciudad”.

El alcalde expresa que no tiene mucho sentido esta reunión de urgencia en la que se pretendía explicar el dispositivo de coordinación de los distintos servicios de emergencia; que en opinión del alcalde si se hubiera hecho hace una semana, muchas de las cosas que han pasado se habrían evitado. Al tiempo que se podría haber avisado a la población para que tomara las precauciones necesarias y salvar en lo posible sus enseres, maquinaria agrícola e incluso animales que han perecido. Hay, añade Gallardo, numerosos daños materiales aún por cuantificar pero desde el Ayuntamiento “ponemos los servicios jurídicos municipales al servicio de los ciudadanos para que puedan reclamar los daños que han sufrido”.

Gallardo ha querido también mostrar su gran preocupación al observar, explica, que el Delegado del Gobierno tenía incluso falta de información de lo sucedido, “no pudimos conocer datos en esta reunión distintos a los que ya sabíamos, puesto que la reunión ha sido a toro pasado, y desde luego estoy convencido de que ha existido una grave negligencia por parte de Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG); ya que se podría haber ido aliviando el agua de forma más escalonada y los caudales que se han dado no habrían sido tan altos y no habrían causando los tantísimos daños materiales que han ocasionado, incluyendo los agrícolas. Algo que repercutirá muy negativamente en la económica local. Sin olvidarse, por supuesto, de lo más importante que es el que se haya puesto en riesgo la vida de las personas, aunque afortunadamente no haya que lamentar daños personales”.

Esta negligencia que ha habido, añade el alcalde, “ha de pagarse como se tiene que pagar en política, con el abandono del cargo. Está claro que alguien debe de asumir responsabilidades y a quien le toca hacerlo es a quien ha creado el daño y si ha sido Confederación y su presidente no ha informado o coordinado esta situación, debería dimitir irrevocablemente”. No puede, subraya, mantenerse ni un minuto más en el cargo “una persona que ni siquiera transmitió la información de lo que ocurría a su superior, el Delegado del Gobierno”, agrega. De hecho, así se lo trasladó a López Iglesias en la reunión en la que le pidió que se asuman responsabilidades por parte de quien es el máximo responsable de la institución que ha creado esto.

Aunque aún hay que valorar los daños causados, que son cuantiosos subraya el alcalde, le transmitió al Delegado la necesidad de dar una respuesta a las muchas personas que se han visto afectadas y que han sufrido daños de diferente consideración. De esta forma, explica, le pidió al Delegado del Gobierno que se habilite una partida especial con cargo al Decreto que establece ayudas por catástrofes. En este sentido, agrega el alcalde, “el Delegado no fue claro en el caso de los cultivos indicó que deberán ser los seguros los que hagan frente a los daños. En cuanto a las viviendas y otras instalaciones, dijo que habrá que ver qué ayudas se tendrían que dar”. Es evidente, añade el alcalde, que la situación de Villanueva es especialmente sensible para que se tenga la consideración necesaria y se dé respuesta a la problemática que ha surgido por una grave negligencia.

En este sentido, el alcalde ha ido más allá y ha exigido con rotundidad que se proceda con la mayor urgencia posible al arreglo del puente del río Zújar sobre el badén, que ha sufrido importantísimos daños a causa del intensísimo caudal del río. Una vez que ha bajado el nivel, en la mañana de este miércoles, se han podido comprobar los importantes daños que el puente ha sufrido. Tanto es así que es imposible transitar por él. Una situación, recuerda el alcalde, que mantiene aislado a Entrerríos, lo que supone que 850 habitantes están aislados de su núcleo matriz y que tienen que recorrer más de 25 kilómetros por ejemplo para ir a trabajar o ir a clases al instituto, sin olvidar que los agricultores también tienen que hacer esa distancia para ir a sus fincas.

Ante esta grave situación, es necesario restablecer el paso cuanto antes, ya que es necesario para la vida diaria de muchas personas. Tanto es así, que los servicios técnicos municipales están valorando los daños para trasladarlos a la Junta de Extremadura, Confederación y Delegación del Gobierno para que se actúe lo antes posible por ser una obra de emergencia. Máxime cuando se ha dado una situación inédita en estos días y es que  “los alumnos de la ESO de Entrerríos no están yendo a clases por la lluvia, decisión que ha tomado la consejería. Ahora será mucho más tiempo el que estos alumnos se verán afectados, por lo que el arreglo ha de ser cuanto antes”, manifiesta el alcalde.