ayuntamiento-villanueva-de-la-serena
Martes, 17 Septiembre 2013

José Manuel Calderón, Doctor Honoris Causa por la Universidad de Extremadura

Que no sólo reconoce su importante trayectoria deportiva sino su compromiso social especialmente con los niños y jóvenes

El jugador villanovense de baloncesto José Manuel Calderón, base de los Detroit Pistons de la NBA y jugador de los Toronto Raptors durante varios años, es desde este pasado día 4 de julio Doctor Honoris Causa por la Universidad de Extremadura (UEx), en un acto solemne que se desarrolló en la Facultad de Ciencias del Deporte de Cáceres, de la que surgió la iniciativa de proponerle para ser investido Doctor Honoris Causa.

 Calderón estuvo acompañado de su familia, también el alcalde villanovense; así como representantes de la Universidad de Extremadura. José Manuel Calderón es el primero de la facultad de Ciencias del Deporte en sus 18 años de vida y hasta ahora el único entre una lista de 21 que no ha hecho una carrera universitaria.

Calderón califica como un "honor" y una "satisfacción" este galardón que le ha sido concedido por su brillante trayectoria profesional y personal, que ha sido el cuarto jugador español de la historia en jugar en la NBA, tras Fernando Martín, Pau Gasol y Raúl López.

Durante su intervención, el jugador extremeño recordó sus comienzos en el baloncesto cuando formaba parte del equipo de localidad natal, Villanueva de la Serena; el Doncel C.P. La Serena, hasta los 13 años. En su intervención, habló de la calle de su infancia en su pueblo, la calle navegante Juan Morcillo. En ella se crió y en ella jugaba y lanzaba  los triples de acera a acera. También habló de su padre, con el que tiró las primeras canastas; de lo mal que lo pasó cuando con trece años se fue a vivir a Vitoria para jugar en el Baskonia Basket; al igual que cuando se marchó a Canadá; del papel de los deportistas en la sociedad americana y en la española. Por supuesto habló de su sitio, del lugar “en el que cualquiera que me conoce, sabe que me encuentra si me pierdo. Me siento extremeño por los cuatro costados”, dijo el nuevo doctor, que no se concede más mérito que el de ser tozudo y trabajador, humilde y sacrificado, señalando que no es lo que se llama un talento innato. Además, asegura que con esfuerzo, trabajo y tesón se puede conseguir todo y que él se considera un ejemplo de estas tres premisas. Además, puso en valor que nadie le ha regalado nada  y todo ha sido fruto de un constante trabajo. Sobre este asunto, Calderón subraya que sus valores se los ha enseñado el baloncesto.

En el acto de investidura, también José Manuel reconoció que cuando le comunicaron que este reconocimiento recaía en sus manos, no sabía muy bien la razón por la que se lo concedían, “ya que no soy ni un investigador ni tengo un título académico”. No obstante, el jugador de la NBA espera que con este galardón su propia trayectoria sirva como ejemplo de normalidad ya que él, a sí mismo, se considera como una persona normal, deportista, padre de familia y con las mismas preocupaciones que puede tener una persona de su edad, dijo.

En palabras del Rector de la Universidad, Segundo Píriz, Calderón pasa a engrosar el Claustro universitario por su “valiosísima obra como deportista internacional y un activo papel en la transmisión de experiencia a los niños y a las jóvenes generaciones”. El máximo representante de la institución universitaria se mostró convencidos de que el acto de investidura no es más que el comienzo de una relación que Calderón y la Universidad mantendrán a partir de ahora, para aprovechar el talento y valía del “mejor deportista extremeño de todos los tiempos”, tal y como se ha calificado ya al jugador nacido en Villanueva de la Serena. El Rector, además, resaltó el impagable servicio de José Manuel Calderón a la comunidad autónoma, puesto que su éxito demuestra “la posibilidad de cambiar las añejas ideas recibidas que, por fortuna, ya no se corresponden con la realidad”.

 Su padrino, el profesor Sergio Ibáñez Godoy, destacó que ha sido el cuarto español en jugar en la NBA. Que es el segundo, sólo le supera Pau Gasol, que más tiempo lleva en esa liga, a la que llegó hace ocho años. También, que es Medalla de Extremadura y premio Príncipe de Asturias por su contribución a los éxitos logrados por la mejor selección española de la historia. El padrino del deportista repasó la vida del homenajeado y habló de “cotas de excelencia” profesional mantenidas a lo largo de los últimos diez años, “que en el contexto deportivo es casi toda una vida”. Además, el profesor de la UEx ha puesto al nuevo doctor como un ejemplo en valores y compromiso con la región, “es la imagen más internacional de la comunidad, es nuestro embajador”, subrayó.

También puso en valor los objetivos personales de José Manuel Calderón con los más jóvenes, y los diferentes proyectos de ocio que utilizan el deporte como medio para generar hábitos de vida saludable, puestos en marcha desde la Fundación que encabeza el jugador de baloncesto. Calderón es embajador de UNICEF y participa de forma activa en programas que organiza esta institución en defensa de los derechos de los niños. Además, es poseedor de la Medalla de Extremadura en 2006, y Medalla de Villanueva de la Serena, en 2008.

Ese título coloca al baloncestista extremeño en la misma lista que el médico Pierre Lefebvre,  -el primero al que la Uex concedió esta distinción, en 1987. El filólogo y escritor Alonso Zamora Vicente, el médico, ensayista, filósofo e historiador Pedro Laín Entralgo, el ex director general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza, el jurista Giuseppe Gandolfi, la bioquímica Margarita Salas, el cirujano Enrique Moreno o el investigador de la Nasa Robert O. Green, entre otros.