ayuntamiento-villanueva-de-la-serena
Jueves, 19 Septiembre 2013

El desembalse del Zújar y la Serena provoca inundaciones en la zona del badén

La situación se podía haber evitado si CHG lo hubiera previsto y hubiera informado al Ayuntamiento

El alcalde, Miguel Ángel Gallardo, ha denunciado la situación que se está viviendo en Villanueva de la Serena y en las entidades locales menores, especialmente en Entrerrios, debido al desembalse, sin previo aviso, de la presa del Zújar. Un desembalse que ha provocado inundaciones en toda la zona de badén, y si bien no ha habido que lamentar daños personales, se han producido numerosos daños materiales como casas anegadas, cultivos y animales bajo el agua y naves agrícolas totalmente sumergidas.

Un escenario desolador y catastrófico que ni los más mayores recuerdan, y que ha sido fruto de la falta de previsión de Confederación Hidrográfica del Guadiana  a la hora de desembalsar, ya que “es más fácil utilizar las turbinas para producir energía y al final han tenido que desembalsar a toda prisa”, apunta Gallardo.

Las consecuencias son un pueblo que está medio aislado, como es Entrerrios, al que sólo se puede acceder por el Camino Real recorriendo unos 25 kilómetros, así como cuantiosos daños económicos, ya que el agua ha anegado cultivos, animales y ha entrado en los chalés de la zona, de los que muchos son primeras viviendas.

Una situación que se podía haber evitado si por parte de Confederación Hidrográfica del Guadiana se hubiera informado con anterioridad de la apertura de las compuertas, algo, que como señala el alcalde es muy fácil en pleno siglo XXI en el que existen numerosas vías de comunicación. Gallardo añade que es cierto que este año está siendo muy lluvioso pero que esta situación ha sido provocada por una negligencia de Confederación por lo que deben hacerse responsables. Además, el alcalde ha pedido también a la Junta de Extremadura que exija responsabilidades políticas a Confederación.

Gallardo ha señalado que se ha establecido un dispositivo especial de la Policía Local en coordinación con el 112, y además, ha puesto los servicios jurídicos del Ayuntamiento a  disposición de todos los ciudadanos afectados para realizar las reclamaciones oportunas.