ayuntamiento-villanueva-de-la-serena
Lunes, 23 Septiembre 2013

César Ramos presenta su libro #Democracia Hacker

Los ciudadanos quieren que el político entienda qué le pasa, siente, que tenga la capacidad de empatía. Es una obligación de los políticos, según el autor

El Poder de los ciudadanos no siempre ha tenido un sentido tan literal  claro como ahora tiene. Y es que realmente en la sociedad actual y especialmente en los últimos años, el  poder de los ciudadanos es una realidad. Argumentos que antes eran válidos, ahora no lo son. De este y otros asuntos como que hay que cambiar la forma de hacer y entender la política así como de cambiar el funcionamiento de las instituciones y los partidos; es lo que habla el libro #Democracia Hacker, de César Ramos y prologado por Pilar Velasco,  que se presentó el pasado día 16 de mayo en la casa de cultura. Un libro que contó con la presentación del alcalde, Miguel Ángel Gallardo.

 

Gallardo señaló que este libro es un perfecto manual de buenas prácticas políticas, de las pautas necesarias para ir cambiando, para hacer reflexionar y tratar de cambiar, eso sí con la participación e implicación de todos. Se trata de transformar la sociedad y también cambiar la perspectiva, la forma de entender y hacer política que era válida hasta hace unos años, ahora no lo es. El político tiene que cambiar su forma de hacer y entender la política. Ha de pisar la calle, conocer de cerca los problemas reales, conocer la realidad, sentir qué sienten los demás, para después poder hacer y tratar buscar soluciones.

Miguel Ángel Gallardo quiso felicitar a Ramos, que es diputado regional, por el libro, que es de fácil lectura y “en el que con algunas cosas se puede estar de acuerdo o no, pero es evidente que la forma de hacer política, de organización de las instituciones, de los partidos; tienen que cambiar para poder reconciliarnos con la ciudadanía”, expresó.

Gallardo también quiso leer la dedicatoria que Ramos le ha puesto en el libro, en la que dice “A Miguel Ángel …que entenderá el sentido del libro porque lo ejerce cada día”. Y es que en este libro se da una serie de pautas que muchas de ellas, como recordó Gallardo, las practica todos los días, tratando que el Ayuntamiento y su alcalde tengan una relación abierta y directa con los ciudadanos.

Por su parte, César Ramos, quiso destacar la actitud de Gallardo que encaja dentro de lo que él postula en su libro. Es un alcalde, expresó, “que lucha por lo que cree, dice lo que piensa y seguramente si no lo hubiera hecho, tendría una posición más cómoda”.

Por lo que respecta al libro, su autor señala que decidió escribir el libro no porque tenga las verdades absolutas, pero sí con el fin principal de que haya reflexión, ya que los ciudadanos demandan otra forma de hacer política”.

Ramos señaló que ha llegado el momento de hacer política de otra forma, de entenderla de otra forma. Estamos ante un cambio de modelo y los ciudadanos así lo reclaman desde hace tiempo y los políticos tienen la obligación de llevar a cabo también ese cambio. Hay que estar en la calle, al lado de los ciudadanos, y sobre todo lo que quieren los ciudadanos es ser escuchados. Los ciudadanos no están ajenos a la política, está activa, pero desde luego también están combativos y quieren que haya transformaciones.

No hay que olvidar, y sobre todo los políticos no deben olvidarlo, subrayó, que son gente normal, son también ciudadanos, hay que hacer un ejercicio colectivo para reinventar la política. Eso sí, por lo que respecta a la política ha de actuarse con transparencia total, siempre dando respuesta a los ciudadanos, aunque lo que se le diga no sea lo que quiere o necesita escuchar. En suma, se trata de hacer una reflexión, generar debate y es una forma, dijo Ramos, de empezar a cambiar. Eso sí, este cambio hay que hacerlo entre todos, todos somos necesarios para propiciar el cambio de sistema que se necesita.

En cuanto a las perspectivas de resultados electorales, Ramos señaló que el PSOE ganará las elecciones sólo si consigue ilusionar. No se trata de prometer “el oro y el moro, no, ni de decir que haremos todo lo que hicimos, tampoco. La gente tiene que escuchar, y lo que tenemos que hacer es conseguir que nos escuchen. Para eso, hay que hacer un esfuerzo inmenso y escuchar también nosotros lo que quizás no nos gustaría escuchar”.