ayuntamiento-villanueva-de-la-serena
Martes, 17 Septiembre 2013

Campaña de alimentación

Se centra en el consumo de fruta de temparada y se ha desarrollado en la piscina municipal

La concejalía de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Villanueva de la Serena está desarrollando hoy una campaña de alimentación en la piscina municipal, dirigida a los niños de los campamentos escolares, así como a los usuarios que acudan a la piscina por la tarde. La campaña se centra en el consumo de fruta de temporada que reporta muchos beneficios, tanto para la salud como para los productores de fruta.

Como explica el concejal Juan Cruz, esta iniciativa se encuadra en el objetivo de su departamento de incidir en la educación para la salud a través de una alimentación sana y saludable. Cruz recuerda que la alimentación sana es fundamental a la hora de evitar ciertas patologías y "una de las bases principales para obtener buena salud". Y entre los alimentos recomendables cuyo consumo se ha fomentado, por ejemplo a través de los desayunos saludables que se organizan en los colegios, siempre está la fruta.

Para desarrollar esta campaña se ha contado con la colaboración de la empresa pública que es la que ha aportado 1000 kilos de fruta, en concreto de nectarinas, melocotones y ciruelas que son las principales frutas que se están recolectando en estas fechas.

Como explica Juan Cruz, los beneficios de consumir fruta de temporada son muchos: “reporta numerosos beneficios, porque es más sana, pues se desarrolla en su ciclo completo y natural. Es mejor en cuanto a sus aportes nutricionales, al mantener mejor sus propiedades, pues tiene mejor olor, mejor sabor y una textura más adecuada".

El concejal de Sanidad ha alertado que desde el 2005 insisten en este tipo de iniciativas ante las alarmantes cifras de obesidad infantil, ya que nuestro país está a la cabeza del entorno europeo con índices de sobrepeso en menores de 14 años. El índice se sitúa en el 26%, lo que supone un dato "bastante alarmante".

De hecho, la Sociedad Española de Pediatría afirma que podemos estar ante la primera generación de jóvenes que verán reducidas sus expectativas de vida como consecuencia de la obesidad y de los problemas y patologías inherentes al sobrepeso.